Mamografía

La mamografía es el estudio radiológico de la glándula mamaria. Es la mejor herramienta de detección actualmente disponible para cáncer de mama, ya que nos permite descubrir lesiones mínimas antes que éstas tengan representación clínica.

Este examen consiste en una radiografía de la mama, la cual emplea rayos X de baja potencia para visualizar el tejido mamario.

Para su realización, cada seno es presionado entre 2 láminas plásticas por algunos segundos, de esta forma, se impide que la radiación afecte otros órganos.

En la actualidad, la mamografía constituye el único método sencillo, seguro y poco costoso para el tamizaje (o evaluación rutinaria) del cáncer de mama. Los distintos componentes mamarios son analizados en base a la diferencia en su densidad, siendo el tejido graso el que proporciona un mejor contraste; lo anterior quiere decir, que un seno con abundante grasa permite la mejor visualización de masas anormales. Los tejidos normalmente visibles en una mamografía incluyen, de afuera hacia adentro, una delgada capa de epidermis o piel, la cual se hace más gruesa a nivel del pezón; en segundo término se observa una banda de tejido graso, debajo de la cual está la glándula mamaria, en forma triangular, con el vértice hacia pezón.

Estudios

Mamografías uni ó bilaterales con ó sin Prolongación Axilar.
Mamografía con Técnica de Eklund.
Mamografía con Técnica de Magnificación.
Marcación Mamaria Prequirúgica con Carbón ó Anzuelo bajo Ecografía, Estereotaxia Mamaria ó RM.
Punción Aspirativa de Quiste bajo control Ecográfico.
Biopsia Percutánea Mamaria bajo control Ecográfico con Aguja Fina.
Biopsia Percutánea Mamaria bajo control Ecográfico con Aguja Gruesa.
Biopsia bajo guía Estereotáxica Digital de Mama con aguja Gruesa.